Compostaje Domiciliario - Compost de calidad en tu Hogar

COMPOSTERAS DOMÉSTICAS


El especial diseño de las composteras de Mattiussi Ecologia, extremadamente funcional para la transformación de los residuos en un excelente fertilizante mediante el proceso de compostaje, entregando un compost de calidad, un recurso precioso para el ecosistema.

La eficacia de la transformación de nuestros restos de frutas, verduras y de jardín en este óptimo fertilizante natural, se debe a las logradas condiciones que aceleran el proceso de descomposición y de obtención del Compost, un óptimo recurso para nuestros jardines y huertos. Como "Ecología en tu Barrio", estamos orgullosos de presentar una propuesta para clientes exigentes: restaurantes, empresas, condominios, municipios, instituciones, pequeñas comunidades, particulares, ...en fin, donde sea necesario!.

COMPOSTER 300 Litros
La solución low carbon design para el compostaje domiciliario: máxima funcionalidad, mínimas emisiones de CO2.

El Composter 300 está compuesto por una serie de elementos de fácil montaje, con el fin de racionalizar el transporte y almacenamiento de un producto que combina funcionalidad y estética de alto nivel. La capacidad es ideal para jardines de tamaño pequeño y mediano que garantiza un eficaz proceso de reciclaje residuos orgánicos en el Hogar,

Capacidad:
para 4 a 5 personas más jardín

Medidas armada:
• 655 x 655 x h 825 mm -300 Litros

Medidas embalaje:

• 840x570x200 mm / 8 kg

COMPOSTER 310 Litros
Un microsistema notable, extremadamente funcional para la transformación de los residuos en un excelente fertilizante, y que garantiza una reducción concreta de los costes de gestión. Eficaz en el proceso de reciclaje doméstico, favorece las condiciones ambientales ideales, cálidas y húmedas, que aceleran el proceso de descomposición de los residuos orgánicos. Ideal para jardines medianos y pequeños, Una compostera sumamente funcional para la transformación de los residuos en óptimo compost, un óptimo fertilizante.

Capacidad:
para 4 a 5 personas más jardín

Medidas:
• 800 x 440 x h 920 mm - 310 Litros

COMPOSTER 660 Litros
Ideal para el compostaje doméstico de los residuos orgánicos, El Composter 660 es un minisistema profesional, perfecto para los espacios verdes de medias o grandes dimensiones. Gracias a su estructura, la compostera garantiza la máxima aireación y protección contra los agentes atmosféricos. Se distingue por su diseño exclusivo: señalado por el jurado del XIX Premio Compasso d'Oro de 2001; ha sido expuesto en distintas muestras internacionales dedicadas al diseño italiano.

Capacidad:
para 9 a 11 personas más jardín grande

Medidas:
• 1000 x 440 x h 1120 mm - 660 Litros

Certificaciones de Composteras Mattiussi Ecologia:

  • PSV - PLASTICA SECONDA VITA / PLÁSTICO DE SEGUNDA VIDA
    La marca concedida por el IPPR - Instituto para la Promoción de los Plásticos Reciclados - que certifica los productos de los que la empresa garantiza la identificación, trazabilidad y contenido porcentual de plásticos reciclados de postconsumo, de acuerdo con las prescripciones contenidas en el decreto ministerial italiano 203/03 y en la circular del ministerio del medio ambiente del 4 de agosto de 2004.Se establece una cantidad mínima del 70% de material plástico reciclado procedente de recogida selectiva para fabricar productos mediante proceso de moldeo por inyección.
    Se establece una cantidad mínima del 30% de material plástico reciclado procedente de descarte industrial para fabricar productos mediante proceso de rotomoldeo.
  • ISO 9001:2015
    La norma que define los requisitos de un sistema de gestión de la calidad.
  • ISO 14001: 2015
    La norma que define los requisitos de un sistema de gestión medioambiental.
  • ISO 45001: 2018

    La norma que especifica los requisitos para un sistema para la salud y la seguridad en el trabajo.

  • POLÍTICA DE CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE
    Los objetivos corporativos para garantizar calidad y protección medioambiental.
  • CERTIFICADO ENERGÉTICO O CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA (ACE)
    El documento certifica las prestaciones energéticas de los nuevos edificios de la sede de Udine, Italia.
    La clase energética A+ certifica un edificio de bajo consumo energético.

Para mayores consultas

Por favor, introduzca sus datos y responderemos tan pronto nos sea posible.

Las reglas de oro para un óptimo Compost

La temperatura
La actividad de los biorreductores durante el proceso de compostaje produce calor, aumentando la temperatura del material acumulado en montón. Por lo general, en la primera fase, la temperatura en la parte central del montón oscila entre 45 y 55 °C y es óptima para favorecer la actividad de los biorreductores; sucesivamente se verifica una fase intermedia y una final donde se obtiene una disminución progresiva de la temperatura, hasta llegar a la temperatura ambiente.

La humedad justa
El agua, como el aire, es indispensable para la actividad de los microorganismos que producen el compost, y deberá estar presente en el montón en el justo porcentaje. En efecto, si el montón es demasiado seco, la descomposición microbiana se ralentiza notablemente; para hacerla reiniciar será necesario regar y voltear el montón con una paleta removedora. Por el contrario, si el montón está demasiado mojado, el oxígeno es escaso y la descomposición se transformará en putrefacción (reacción anaeróbica). En este caso el montón deberá ser removido agregando material seco, como por ejemplo virutas de madera, hojas secas y pedacitos de cartón. Es absolutamente necesario conseguir un equilibrio perfecto entre los residuos más ricos en agua y los más secos: por lo tanto introduciremos en el contenedor las cantidades que humedecen el montón, pero que no lo mojan. Para controlar la humedad justa se puede hacer la prueba del "puño": agarramos un poco de material en la mano y apretamos el puño: si mantiene la forma y no se crean gotas de agua la humedad es justa, si por el contrario se desmenuza estará demasiado seco.

El oxígeno indispensable
El compost "es vivo" y necesita aire: en un montón compacto no hay oxigenación y los microorganismos biorreductores no pueden vivir ni nutrirse. En el Composter, el aire entra de las rendijas y atraviesa el montón: es indispensable que el montón en el interior del contenedor no sea compacto (¡atención a la humedad excesiva!) sino blando y estructurado; esto se obtiene agregando material basto como ramitas, virutas, hojas, paja, etc. Se aconseja voltear y remover el montón periódicamente para favorecer la circulación del aire utilizando el bastón aireador. Si no hay aireación se forma un compuesto que emana olores desagradables que se eliminan fácilmente siguiendo los consejos citados.

El carbono y el nitrógeno
La relación C/N (carbono/nitrógeno) es un factor importante en el proceso de compostaje. Los materiales ricos en carbono son fuentes de energía para la vida de los microorganismos, mientras que el nitrógeno es indispensable para el crecimiento y la multiplicación de los mismos. Un valor equilibrado de la relación C/N favorece la descomposición rápida: si en el montón prevalecen los residuos ricos en carbono como hojas, ramas, aserrín, etc. el proceso se desarrolla muy lentamente por la escasez de nitrógeno disponible; esto se resuelve agregando restos de alimentos. Por el contrario, si hay exceso de residuos de cocina ricos en nitrógeno, se libera demasiado amoníaco provocando olores hediondos; en este caso es suficiente agregar ramitas desmenuzadas, hojas, pedazos de cartón, etc. mezclando todo para favorecer la oxigenación. En la tabla siguiente se indican algunos datos promedio relativos a la relación carbono/nitrógeno de los residuos orgánicos compostables. La composición de los materiales y la relación exacta se pueden obtener usando los datos de la tabla en manual de instrucciones. Para un buen resultado, el valor promedio C/N debe ser de aproximadamente 25 máximo.